CATS

Cómo ayudar a un gato acalorado

Cuando suben las temperaturas con el calor del verano, incluso los gatos pueden tener algunos problemas para sobrellevarlo.

Los amigos humanos, desde este punto de vista, pueden tomar algunas medidas para ayudar a los gatos a sobrellevar el calor más fácilmente. Se trata de pequeños gestos que, en conjunto, pueden ser de gran ayuda.

¿Qué hacer, entonces, si su gato sufre el calor del verano? Averigüémoslo.

freepik
Qué hacer cuando su gato sufre calor
Cuando suben las temperaturas con el calor del verano, incluso los gatos pueden tener algunos problemas para sobrellevarlo. Los amigos humanos, desde este punto de vista, pueden tomar algunas medidas para ayudar a los gatos a sobrellevar el calor más fácilmente. Se trata de pequeños gestos que, en conjunto, pueden ser de gran ayuda. ¿Qué hacer, entonces, si su gato sufre el calor del verano? Averigüémoslo.
freepik
Qué hacer con el gato de interior
Ayudar a un gato de interior es bastante fácil. Basta con poner a disposición del gato cuencos con agua fresca en todo momento, crear rincones frescos en la casa y, sobre todo, asegurarse de que la temperatura no suba demasiado en tu ausencia.
freepik
Qué hacer con un gato que está fuera
Si el gato está acostumbrado a salir de casa (quizá a una terraza o a un jardín), sería mejor evitar que lo haga durante las horas de más calor, sobre todo si estas zonas no tienen rincones con sombra. Cuando el gato salga a la terraza, puede ser una buena idea colocar una toalla húmeda en el suelo, en una zona sombreada.
freepik
Comportamientos que revelan que el gato sufre exceso de calor
En general, el gato es capaz de adoptar una serie de comportamientos cuando sufre calor. Sin embargo, cuando las temperaturas suben demasiado, ayudarle puede ser lo mejor para él. Para saber si conviene intervenir, hay que observar el comportamiento del gatito: si se lame repetidamente o jadea, es el momento de hacer algo.
freepik
Refrescar al gato con agua
Una de las formas más eficaces de ayudar al gato en caso de insolación es refrescarlo con un poco de agua para pasársela por el cuerpo, quizá con la ayuda de un paño húmedo y sin excederse. El agua debe ser un alivio y no algo traumático, sobre todo si se trata de un gato al que no le gusta el agua. Por ejemplo, puede ser útil mojar ligeramente la cabeza.
los platos favoritos de la gente
20/05/2024
Informativa ai sensi della Direttiva 2009/136/CE: questo sito utilizza solo cookie tecnici necessari alla navigazione da parte dell'utente in assenza dei quali il sito non potrebbe funzionare correttamente.